La novedad del año


Cuando pensaba que ya tenía una hermosa página para nuestra empresa en Facebook y Linkedin, y por fin habíamos logrado configurar Twitter, para que actualizara minuto a minuto nuestras noticias del website, no falta el chico listo de anteojos que deja de lado su iPhone y te dice:

-¿Acaso no conoces Foursquare?

Un frío me recorre la espalda porque hace semanas que no leo TechCrunch y mi Google Reader tiene más de 6.000 feeds en negritas sin leer. Recuerdas que alguna vez escuchaste de una red social con ese nombre y le dices algo canchero, para no quedar mal:

-Ah, ¿esa red social que se actualiza con el teléfono? Si la conozco, pero no se puede usar acá en Chile.

Error. El chico sonríe. Nativo Digital 1- Inmigrante 0.

Diez minutos más tarde me enteraré que: a) Foursquare desde enero de este año está disponible en todo el mundo, América Latina incluida; b) el servicio no sólo es otra redecilla más donde llenar un perfil, se trata de una mezcla de juego, red social y guía de ciudades.

Chequeo Wikipedia, que obviamente fue actualizada ayer, y aprendo que Foursquare es una red “geo-social”, y que en su jerga hacer “check-in” permite saber dónde están tus amigos, obtener puntos y a veces condecoraciones, o llegar a ser el “Mayor” de un bar o cualquier otro antro. Algo así como el primero en llegar y el último en irse.

Viajo a Buenos Aires y descargo en la BlackBerry de la empresa la aplicación de Foursquare para probar por unos días la novedad del año. Tal como me ocurrió con Twitter hace unos tres años, de pronto: la epifanía. Me doy cuenta que estoy ante una de esas tecnologías disruptivas que puede cambiar completamente la forma de hacer, por ejemplo, marketing o negocios o simplemente cómo interactuamos con nuestros amigos.

Como la aplicación utiliza el GPS del teléfono o si no, triangula las antenas de telefonía, siempre reconoce el punto exacto de la ciudad donde estás y muestra los restaurantes, bares, cines, teatros y otros sitios a tu alrededor. Entonces, pienso que ya no tendré que andar con el diario de la ciudad o la guía turística de papel a cuestas, porque además otros usuarios han dejado pistas de qué hacer en tal lugar o te recomiendan qué comer o definitivamente te dicen no entres en ese tugurio mal atendido.

Y por otro lado, es obvio que el márketing urbano ya no será igual. A mi regreso leo que en Estados Unidos y Europa ya le sacan partido al hacer check-in en ciertos cafés y restaurantes, donde te regalan descuentos o regalos. Mientras que el periódico Financial Times trabaja en conjunto con Foursquare para ofrecer suscripciones gratuitas a aquellos que hagan check-in en lugares seleccionados, como cafés universitarios y escuelas de negocios.

Para los que quieran explorar esta nueva red, es necesario contar con un teléfono iPhone, Android, webOS, BlackBerry o Windows Mobile, no importa que no tenga la funcionalidad de GPS, igual podrá ubicarnos. Luego, descargar la aplicación desde www.foursquare.com, crear una cuenta y comenzar a contarle al mundo dónde estamos. La gracia es que se ganan más puntos después del horario de oficina, así que puede ser una buena excusa para los after hours:

-Estoy probando una nueva tecnología para la empresa, mi amor.

(Publicado originalmente en revista AmericaEconomía Mayo 2010)

Anuncios